seguidores♥

jueves, 25 de febrero de 2016

Apagada o fuera de sintonía.

Es curioso como a veces se descoloca el mundo entero para volver a encajarse en las piezas necesarias. Cómo a veces a la libertad se la representa con alas, cuando a veces para descansar hace falta quedarse estático, respirar, pararse y pensar que a veces la mejor forma de resolver todos los problemas es simplemente colocarte desde arriba, y verlo todo con la máxima perspectiva. Como a veces suena esa canción que has oído millones de veces y que aún así es casi como si pudieras verla, sentirla, llorarla. Es curioso cómo a veces la vida te da el golpe de suerte, y otras veces simplemente te da golpes. Resulta casi poco probable ver la vida pasar desde el otro punto del aeropuerto, donde ninguna mirada se cruza, nadie se espera, y sin ninguna duda nadie se busca.
Y es que cuesta ver esa sonrisa detrás del cristal tintado, cuesta descifrar cuando no conoces más cifras que las tuyas y las mías, cuando no existen más interpretaciones posibles, y la misma melodía suena una y otra vez, en la cabeza, sin plantearse en ningún momento cambiar la canción, dejar que el disco se raye, y se trabe y se pare, y vuelva a sonar, y es que pareces una canción de carretera, quedas tan bien.
Y es que vuelves y te vas, cómo si no dejaras huellas ni posibilidad ninguna de seguirte, como el viento, como el mar, y es verdad, a veces el mundo necesita dividirse en pedacitos, en trozos tan simplistas de la vida que te hagan ver lo bonito que es el tiempo y lo poco que nos queda, y lo poco que lo hemos utilizado, lo poco que hemos invertido en él y lo poco que le valoramos, y cuando toca el frío solo queda abrigarse. Cuando la vida parece que no va a seguir adelante mañana, y que con el despertar muere, ese día tocara levantarse para seguir respirando, para abandonar lo estático y continuar bailando la canción que tanto se repite, esa canción que parecen no olvidar estas líneas y que constantemente me recuerdan a ti, tu siempre tan Vivaldi con sus primaveras y yo con mis nubes blancas, y es que a veces no me dejas ni dormir, cuando el viento me sigue susurrando al oído que no te has ido, que estás aquí. Y aunque parezca inmediato, me desvelo, y  pienso reiteradamente en todas las cosas que han pasado para que lleguemos a este momento, tu allí y yo aquí, viéndonos las caras y sin decir nada, aunque incluso el silencio nos comente cómo nos ha ido todo este tiempo, a veces solamente necesitamos una pausa, a veces y solo a veces la vida se compone de veces que no paramos de repetir, incluso cuando no las hayamos vivido.

domingo, 17 de mayo de 2015

Te acordarás y recordarás.

Haré que mi amor no lo olvides, que sea tan grande que te persiga hasta cuando no me veas, tan abrumador como el fatigoso aire que respiras después de correr doce kilómetros, tan abundante como las gotas de agua salada. Haré que mi amor no lo olvides aunque estemos en lugares diferentes, incluso cuando no te acuerdes de mi cara te acordarás de todo esto.

Es tiempo de empezar de nuevo.

Empezar de nuevo, de cero a veces resulta imposible. Una analogía de la vida con un cuento sin sentido que empieza bien y acaba mal, una y otra vez, sin un punto y seguido, todos puntos apartes.

Partes de que el mundo te ha hecho tallado para ser como eres, cuando realmente escondes a otra persona, dentro de ti, muy dentro de ti, donde apenas puedes rozarle, recordarle. Otra persona más profunda, más inspiradora, alguien que es la mejor versión de ti, mi parte favorita de ti.

No es que me inspire en el pensamiento contrafactural paseando por todas las posibilidades relativas de nuestra vida. No busco esperarte, ni encuentro tratarte, solo ahogarte en una taza de té, ya que de "te" trata la cuestión.

Igual en otro tiempo, en otro lugar, otras personas, estén afrontando de manera diferente el mismo problema, una manera mejor ya que la peor está declarada.Sin embargo, es una  historia sin pies ni cabeza que me encantaría volver a repetir, sin importarme que se acabe, con tal de que cuando estemos a punto de quedarnos dormidos, vuelva a comenzar,

La primera idea de otras.

A veces echo de menos aquella chica que viajaba entre sus sueños y hacía metáforas de las palmas de sus manos con un valle perdido, Esa chica que le encantaba perderse en busca de una frase correcta en el libro indicado, esa que jugaba a buscar significado detrás de las palabras, y que sin quererlo, sin querernos, se fue haciendo menos sensible al alma.

Esa chica que se enamoraba de la luna cada vez que miraba por la ventana una noche de verano, y que disfrutaba de sus rayos los cuales eran su crema antiedad, más bien antiolvido, sólo era una niña que intentaba recordar siempre las palabras secas de lecciones de por vida.

Esa niña ya no recorre sus sueños porque le quedan muy lejos, y dejó de hacer metáforas de la vida porque la vida hizo metáforas con ella, No le quedan minutos en el reloj para buscar siquiera una palabra de aliento entre frases de suspiro, esa niña simplemente creció y dejó de expresar con sinceridad lo que sentía, ya no valía.

Sin embargo, contando bendiciones, ha sobrevivido. Esta dulce y frágil niña ha pasado a ser una chica que se ha enamorado y ha sufrido a su amor verdadero, y ha visto como un amor inquebrantable ha quebrantado su vida. Ha invadido cada esquina de la ciudad con pensamientos jamás escuchados, y ha caminado sobre folios recorriendo sus sueños hasta conseguirlos. Ha apostado por el amor, y ha ganado con el, y cuán fortunas ha ganado, tal que las pérdidas son mínimas, o se minimizan,

Ha dejado de escribir en plural aunque seamos más de uno, Quizás ha empezado a pensar más en si misma que en las personas que le rodean, tal y como debió haber hecho hace tiempo.

Ha aprendido que es más fácil dedicarse a personas que se dedican, que dedicar a personas dedicadas, dedicadas a sí mismas, dedicadas a la ambigüedad de lo absurdo. A esa niña todavía le queda por insensibilizarse, tal y como quiere la sociedad, y todavía le queda experimentar reacciones a las cuales no se ha enfrentado nunca. Esa niña, esa chica, esta persona que sigue sujetándose, casi como si lo fuera todo, a una pequeña barra de hierro, la cual parece llevar al camino correcto.

viernes, 8 de marzo de 2013

Cuando el sol caduque.

Nunca me gustó eso de escribir en "mi querido diario", siempre viví en la realidad, y no necesitaba amigos invisibles para sentirme mejor, de esos ya hay en la realidad como para estar inventándome más. Pero aunque viviera en la Tierra de vez en cuando me gustaba salir a pasear con mis sentimientos, ya que nadie quería hacerlo. Me gustaba observar la vida, las cosas que se iban con el viento, los pensamientos.. pero todas esas cosas cambian, ya no hay tiempo para las cosas importantes, no hay tiempo para querer, para amar, por eso mismo las pequeñas cosas son las que llenan.

miércoles, 15 de agosto de 2012

La eternidad y un día.

Ronald, amar significa no tener miedo de dejarse llevar, confiar en que voy a desear todo lo que tengáis que ofrecerme. ¿Lo entendéis?
-¡Sí, sí, lo entiendo! -susurró Ronald, y se acercó más para su nuevo intento.
Sus labios, sus manos y su corazón estaban a punto de estallar de la emoción. Despacio, se dispuso a abrazarla.
-Ronald....
<<¿Y ahora qué?>>
-Abrazadme fuerte, no me voy a romper.
Mientras la besaba, a Ronald le pareció que ni la llamada de Lucifer le haría soltar a aquella hermosa doncella.
Seguiría su consejo miles de veces con otras damas en el futuro, y alguna vez sentiría algo, pero nunca mucho tiempo, y nunca jamás como aquello.

miércoles, 8 de agosto de 2012

El parlamento de las aves y otras visiones del sueño.

Geoffrey Chaucer
La vida es un muy corta, y el arte muy largo de aprender, el ataque es tan duro, tan encarnizada es la conquista que la tímida alegría siempre se escabulle con rapidez; con todo eso me refiero al amor, que me deja tan seriamente perplejo con sus maravillosas obras que, de verdad, cuando pienso en él no sé si floto o me hundo.
 

viernes, 13 de enero de 2012

Los te quiero han empezado a ser industriales, como de fábrica, como eso que compras en una tienda de todo a cien. Esas cosas que dices por decir, como si no te importaran, la tecnología avanza, pero la sociedad se queda atascada como si se rayara un CD: totalmente repetitivo, predecible y cansino. Volviendo al tema inicial, la gente ha dejado de sentir para quedarse parados, porque ni piensan siquiera. Podrían preguntarme que es lo más asqueroso de la sociedad actual y diría que el exceso en exactamente todo. La estupidez nos conquista, y no podemos hacer nada, solo desahogarnos.
Dicho lo cual:
Hola sociedad, Te quiero.