seguidores♥

miércoles, 15 de agosto de 2012

La eternidad y un día.

Ronald, amar significa no tener miedo de dejarse llevar, confiar en que voy a desear todo lo que tengáis que ofrecerme. ¿Lo entendéis?
-¡Sí, sí, lo entiendo! -susurró Ronald, y se acercó más para su nuevo intento.
Sus labios, sus manos y su corazón estaban a punto de estallar de la emoción. Despacio, se dispuso a abrazarla.
-Ronald....
<<¿Y ahora qué?>>
-Abrazadme fuerte, no me voy a romper.
Mientras la besaba, a Ronald le pareció que ni la llamada de Lucifer le haría soltar a aquella hermosa doncella.
Seguiría su consejo miles de veces con otras damas en el futuro, y alguna vez sentiría algo, pero nunca mucho tiempo, y nunca jamás como aquello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario